Clasificación de “estrellas” para Airbnb

Acabamos de publicar un artículo en la prestigiosa revista International Journal of Hospitality Management con el título “Modelling a grading scheme for peer-to-peer accommodation: Stars for Airbnb“, lo podéis leer a través de este enlace.

En este artículo detectamos que las categorías hoteleras de los hoteles de todo el mundo pueden deducirse a partir de una serie de características que no son las que establecen las instituciones encargadas de asignar tales categorías. Es decir, los organismos en cada país e incluso en cada región, establecen unas categorías hoteleras a través de normativas (públicas o privadas, dependiendo de cada país) y que tienen en cuenta, en muchos casos, criterios técnicos como por ejemplo si hay ascensor para el servicio o los metros cuadrados que tiene una habitación o un vestíbulo de recepción, entre otros.

Con nuestro modelo descubrimos que la clasificación de la mayoría de hoteles en el mundo se puede inferir por diferentes criterios como son el número de opiniones de los usuarios en un hotel, el precio, la puntuación otorgada de los usuarios, etc. que son criterios que no tienen nada que ver con los oficiales para asignar las categorías hoteleros.

Con este hallazgo a partir de una muestra de 33,000 hoteles en todo el mundo y con 18,000,000 reseñas de Booking.com recopilados automáticamente, se aplicó un modelo, utilizando la técnica de clasificación “Support Vector Machine”, que asignaría categorías a los alojamientos de economía colaborativa, como Airbnb.

Este artículo pone de manifiesto que con una clasificación para Airbnb como la de los hoteles, aumentaría la confianza de los usuarios en la economía colaborativa y ayudaría a la toma de decisiones de los usuarios evitando la sobresaturación de información que existe actualmente con las webs de opiniones.

Además, para los establecimientos hoteleros con nuestro modelo se conseguiría resolver tres importantes cuestiones:

  1. Coincidencia del punto de vista de los usuarios: los expertos que deciden qué criterios deben aplicarse para asignar oficialmente las categorías de hoteles deben saber que el sistema de clasificación ideal es el que se adapta a las necesidades de los usuarios, que tiene en cuenta que la satisfacción se puede obtener a través del boca-oreja digital.
  2. Convergencia de diferentes sistemas: estandarizar y ajustar los criterios utilizados en diferentes países y regiones para ayudar a los usuarios a comprender qué significa cada categoría de hotel en todo el mundo.
  3. Validación del sistema de clasificación oficial: no es necesario realizar auditorías para verificar que se cumplan los criterios aplicados, por lo que con este sistema se eliminaría mucha burocracia.
Anuncis